Buscar

Solo el 1% de las ventas de Amazon proviene de marcas propias; en otros minoristas llega al 25%

Para la directora general de Amazon.es “sería injusto dividir Amazon basándose en una suposición [de prácticas monopolísticas] que no está probada” y dice que la ‘tasa Google’ trata a todas las tecnológicas de igual forma y eso no es justo”

 

 

 

la italiana Mariangela Marseglia dirige Amazon.es desde agosto de 2018, y desde entonces el gigante del comercio electrónico no ha dejado de crecer en España, donde ya factura más de 5.400 millones de euros, ni de afrontar problemas. La directiva habla en esta entrevista de negocio, pero también de la investigación abierta a la compañía en Bruselas por prácticas contra la competencia, de la tasa Google, de la supuesta precariedad laboral en Amazon o de la polémica ley de riders.

¿Qué valoración hace de los diez años de Amazon en España?

 

Me siento emocionada por todo el trabajo hecho. Empezamos como una startup, con muy pocas personas, y hoy somos una de las mayores empresas del país, generando más de 12.000 empleos directos y 82.000 indirectos. También me siento muy orgullosa de la inversión que hemos hecho, más de 6.800 millones. Sin embargo, en Amazon siempre decimos que estamos en el primer día, y seguimos trabajando como si estuviéramos arrancando, sobre todo en España, donde solo en torno al 20% de las compañías están totalmente digitalizadas y la pandemia ha puesto de relieve la necesidad para muchas empresas de trabajar de forma multicanal, combinando las ventas físicas con las online. Seguir ayudando a las pymes en esa tarea va a ser vital de cara al futuro.

Pese al éxito cosechado, afrontan múltiples desafíos. ¿Cómo espera que la investigación que le ha abierto la UE por prácticas monopolísticas pueda comprometer el negocio de Amazon en España?

Evidentemente, no estamos de acuerdo con las alegaciones. No consideramos que seamos un monopolio. Primero, porque el comercio electrónico sigue representando un porcentaje muy pequeño del comercio total (en España, en torno al 6%), incluso con la subida que se puede estar experimentan­do ahora. Y, segundo, porque Amazon es un facilitador. Ayudamos a otras empresas a vender en inter­net, y lo que queremos es que más empresas vendan a través de nuestra tienda. Nuestro objetivo es cooperar con ellas y lograr que el porcentaje de ventas de vendedores externos, que hoy en día es más de un 50%, continúe subiendo como lo ha hecho en los últimos años.

Precisamente de lo que se les acusa en Europa y EE UU es de su doble papel: tienda propia y marketplace para terceros, lo que les permite usarlo en beneficio propio. ¿Ven posible que se les obligue a dividir ambos negocios?

Es difícil especular sobre el resultado de la investigación, pero nosotros continuaremos colaborando con la UE para intentar poner en evidencia que sería injusto intentar dividirnos apoyándose en una suposición que no está ni siquiera probada.

Dice que colaboran, pero hay quien asegura que se han negado a dar a Bruselas detalles sobre cómo funciona el algoritmo de la compañía para ver si priorizan sus productos sobre terceros.

Estamos cooperando activamente con la Comisión Europea en su investigación. Es importante destacar que los productos de nuestra tienda suelen incluir ofertas de diferentes vendedores. Cada uno decide su propio precio, tarifas de envío, plazos de entrega y política de devoluciones. Cuando hay varios vendedores de un producto, presentamos la mejor de esas ofertas de manera destacada en la página del producto, en lo que se conoce como la buy box. La mayoría de las veces, las ofertas son de vendedores independientes. Todas las ofertas minoristas de Amazon y de vendedores independientes compiten para ser una de las ofertas destacadas según los mismos criterios, como precio (incluida la entrega), velocidad de entrega, historial de buen servicio al cliente y constancia en el cumplimiento de sus plazos de entrega.

¿Y cuánto vende Amazon de marcas propias?

Actualmente, tenemos docenas de marcas propias en distintas categorías. Por ejemplo, Amazon­Basics en ropa, Happy Belly o Solimo en alimentación, Mama Bear en cuidado personal... Y contamos con firmas de moda como Iris & Lilly, Meraki y Aurique, pero los productos de marcas propias de Amazon representan menos del 1% de nuestras ventas globales. Esto es claramente mucho menos que otros minoristas, pues algunos llegan incluso a tener un 25% o más de sus ventas provenientes de marcas propias.

¿Qué cuota tiene Amazon en el ecommerce español?

Es difícil dar un porcentaje preciso porque estamos en distintas categorías de producto. Si miramos alimentación y bebidas, seguimos siendo muy pequeños frente a otras compañías activas en esa categoría; sin embargo, somos muy grandes en dispositivos electrónicos porque llevamos mucho más tiempo trabajando en esa área. En cualquier caso, no me parece que esta sea la forma correcta de mirar el mercado, porque no hay ningún consumidor que compre solo en un canal. Todo el mundo compra a través de distintos canales, así que hay que entender el sector minorista de forma conjunta.

La ley rider es otro frente que tienen abierto. Parece que Amazon Flex deberá aplicar la misma política de laboralidad que Deliveroo, Glovo o Uber Eats. ¿Es así?

Nosotros no tenemos riders como tal. Nuestro modelo es distinto porque Amazon opera a través de una extensa red de socios de entrega en la última milla, que incluye socios de servicios de entrega como Seur, Correos o UPS, pymes enfocadas en servicios de entrega y una pequeña red de contratistas independientes. Nuestro servicio cumple con la ley y ofrece flexibilidad, algo muy importante para el negocio, y, por tanto, seguiremos invirtiendo en este modelo.

Pero la Inspección de Trabajo ya dio de alta a más de 3.000 repartidores de su servicio Flex por ser “falsos autónomos” y tienen pendiente un juicio, que parece será a finales de 2022, por negarse a pagar las cuotas de la Seguridad Social de esos profesionales.

Estamos en desacuerdo con dicha resolución. En Amazon estamos orgullosos de ofrecer una amplia variedad de oportunidades en toda España, incluido un pequeño porcentaje de autónomos que colaboran con nosotros entregando paquetes de forma independiente, con la opción y flexibilidad de entregar cuando así lo decidan para obtener ingresos adicionales.

¿Cuántas personas tienen como conductores en Amazon Flex?

No hay un número exacto, porque mucha gente que se da de alta como repartidor no llega a trabajar con nosotros nunca, pero si lo miramos en cuanto al porcentaje de entregas hechas a través de Flex, representan solo el 2% del total.

Tras aprobarse la tasa Google, subieron la tarifa a las empresas por vender a través de Amazon. ¿Alguna se ha dado de baja?

No hemos tenido bajas por este motivo, y es importante puntualizar dos cosas. Una, que la subida no es de tres puntos porcentuales (por ejemplo, para los productos cuya tarifa sea un 15% no pasamos a un 18% si no a un 15,45%), así que es bastante moderada, y la otra, que, aunque la subida se anunció en enero, los tres primeros meses ha sido Amazon quien ha absorbido lo que supone la aplicación de este nuevo impuesto. A los vendedores les repercutirá a partir del 1 de abril. Pero más allá de eso, uno de los problemas sobre el impuesto de servicios digitales es que es injusto, porque trata a todas las compañías tecnológicas de igual forma, cuando en realidad hay importantes diferencias, sobre todo en lo que tiene que ver con los beneficios y los servicios que ofrecen. Hay empresas que viven más de los datos y la venta de publicidad, con beneficios muy altos, y otras, como Amazon, que somos un retailer que invierte mucho en creación de empleo, logística, tecnología. Por eso siempre hemos abogado ante el Gobierno por una solución global que cree un terreno de juego más igualado para todas las empresas, y hemos avisado de que este tipo de decisiones al final pueden tener algún tipo de repercusión en las empresas que trabajan con nosotros.

La tasa Google es fruto de los pocos impuestos que pagan en España los gigantes tecnológicos, que gracias a sus entramados societarios facturan gran parte de su negocio fuera. ¿Se plantean cambiar esta estructura y facturar todo a través de sus filiales en España?

Ya presentamos cuentas en España por nuestras actividades en el país desde 2015 a través de las sucursales que están establecidas aquí, las cuales reportan tanto ingresos como beneficios y pagan impuestos. Además, es totalmente falso lo que se dice sobre que no pagamos impuestos. En 2020 pagamos 140 millones de euros de impuestos directos, como el de sociedades [sobre el que no especifican dato] y otros 121 millones en indirectos.

¿Y qué hay de la precariedad del trabajo en Amazon? Ha habido una huelga reciente en Amazon Italia, en España los trabajadores de San Fernando de Henares (Madrid) siguen con sus quejas...

Nuestra actividad es muy estacional, con un pico sobre todo en la última parte del año, lo que nos lleva a tener que contratar a trabajadores por un tiempo limitado, aunque lo cierto es que a muchos de estos trabajadores acabamos haciéndoles fijos, si no de forma inmediata, sí a lo largo de algunos meses. Conseguimos estabilizar a muchos de estos trabajadores.

¿Y por qué ponen trabas a la sindicalización de sus trabajadores?

Amazon respeta absolutamente el derecho de sus trabajadores a optar por afiliarse o no a un sindicato.

Si es así, ¿por qué un grupo de más de 70 inversores pidió hace poco a Amazon que deje de interferir en los esfuerzos de los trabajadores por sindicalizarse?

En España nuestros empleados reciben un salario líder en la industria, beneficios adicionales y excelentes oportunidades profesionales, todo en un entorno de trabajo moderno y seguro. En nuestra compañía, estos beneficios y oportunidades vienen con el puesto de trabajo, al igual que la capacidad de comunicarse directamente con los directivos de la empresa.

Pero eso no es lo que dicen muchos trabajadores, que incluso se quejan de no poder ir ni al baño.

Existe mucha especulación en torno a este tema. Y una situación que se trataría de una forma totalmente normal en cualquier otra compañía, como puede ser la petición de ciertas mejoras, que no sería noticia al tratarse de cualquier otra empresa, al ser Amazon atrae mucha más atención y en algunos casos se puede intentar instrumentalizar para intereses específicos de algunas organizaciones.

¿A qué organizaciones se refiere?

Nos hemos convertido en el blanco de críticas de ciertas organizaciones que buscan obtener mayor visibilidad para sus causas. Solo queremos que los hechos y las fuentes se verifiquen por adelantado para evitar difundir información y noticias engañosas.

Volviendo al negocio, ¿cómo ha evolucionado Amazon Fresh, recientemente lanzada en España?

Es un área en la que estamos apostando e invirtiendo fuertemente dado que en los últimos meses hemos visto un fuerte tirón de la demanda de productos frescos online porque la gente quiere mantenerse segura. Y aquí quiero destacar la expansión de nuestra relación con Dia como una forma de ampliar el modelo de negocio y llegar más allá de las grandes ciudades.

¿Están negociando otros acuerdos similares al de Dia con otras empresas de distribución?

[Sonríe]. No podemos dar ese tipo de información, pero el acuerdo con Dia no tiene exclusividad.

Amazon Prime es la varita mágica de Amazon. ¿Cuál es el porcentaje de usuarios Prime sobre el total? ¿Es similar al mundial?

Prime es uno de nuestros atractivos principales, pero no desglosamos ese número. Sí quiero resaltar la inversión que estamos haciendo en España para dotar de más valor a la parte de Prime Video (uno de los beneficios incluidos en Prime, más allá de los envíos gratuitos y rápidos). Estamos invirtiendo mucho en la creación de series y películas rodadas y producidas en España, lo cual puede dar un empujón al servicio Prime.

¿Puede avanzarnos algún servicio nuevo que vayan a incluir en Amazon Prime: la Champion League, servicios de conectividad a internet…?

No puedo avanzar esa información. Hemos escuchado de todo, pero lo de los servicios de conectividad que plantea no lo había oído nunca. Nos lo apuntamos [sonríe].

¿Cómo va Amazon Business en España? Da la impresión de que hay poco movimiento…

Es claramente otra de nuestras apuestas y es también un área donde estamos invirtiendo mucho y donde creemos que hay una gran oportunidad para atraer a los clientes empresariales y darles a conocer todo lo bueno que ya ofrecemos a nuestros clientes particulares. Como dato le diré que el 54% de las empresas del Ibex 35 y más de 1.650 escuelas y universidades son ya clientes de Amazon Business, algo que muestra el éxito logrado desde que lanzamos el servicio en España hace tres años.

¿Cuándo prevé Amazon ofrecer servicios de logística cross border internacional y servicios de logística B2B?

Los servicios en cross country en cierto modo ya existen a través del programa paneuropeo Fullfilment By Amazon o Logística de Amazon, con el cual un vendedor en España se puede registrar con una cuenta aquí y vender sus productos en otros países y nosotros les gestionamos el movimiento, el almacenaje y evidentemente su posterior venta. Respecto a los servicios de logística B2B (que una empresa que no venda en nuestro marketplace nos utilice solo para la parte logística), no hay planes.